La Empresa

HISTORIA y VALORES

Historia.

Elektrim S.R.L. es una firma dedicada hace más de 50 años a la fabricación y comercialización de bombas de agua.
Surge como la mayoría de las pequeñas y medianas empresas del país, del esfuerzo pionero de los inmigrantes que arribaron a estas costas a principios de siglo XX con una disciplina de trabajo y un bagaje de conocimientos técnicos que dieron sus frutos a lo largo de varias generaciones.
Algunos años antes que se concretara la fundación de la empresa como industria electromecánica, Wenceslao Sinila, técnico mecánico de origen polaco que emuló experiencia trabajando en grandes empresas como Tamet, y su hijo Juan, prepararon su proyecto por medio de la incursión en el tema de motores eléctricos y bombas de agua.
En 1962 entraron decididamente en la fabricación y venta de motores y electrobombas centrífugas.
Nació así la marca Elektrim.

Las primeras bombas centrífugas tenían una capacidad de elevación de pocos metros y se las empleaba en casa de pocos pisos. Los comienzos fueron modestos y difíciles, contaban solamente con dos tornos instalados en el fondo de la casa de la familia.
En la década de 1970 decidieron iniciar las primeras acciones tendientes a ampliar el mercado con el diseño de una clase de bombas centrífugas preparadas para varios tipos de usos y aplicaciones. También así preparadas para el uso en diferentes climas y lugares, con costos muy competitivos. El éxito no se hizo esperar y las ventas aumentaron en alrededor de un 2000 por ciento.
De esta forma, siendo fieles a la idea de reinvertir en la actividad, los Sinila decidieron construir una planta modelo con el objetivo puesto en el desarrollo futuro. Esto significaba la conquista de nuevos mercados y la expansión hacia otros rubros, una decisión tomada en años en que la inversión no sobrepasaba los siete días.
En 1977 se inaugura la planta de Luis María Drago 178 en la localidad de Bernal, actual domicilio de la empresa. Dicha planta industrial cuenta con 1000 metros cuadrados y donde se desarrollan todas las etapas de fabricación de las bombas, es decir, que en ella se realiza el bobinado, torneado, armado y pintado, etc.
La contundencia del acierto, tanto en diseño del producto como en los mecanismos de comercialización, atrae al negocio a un gran número de distribuidores.
En pocos años llegó a formarse una cadena de 1000 bocas de expendio que abastecían todo el país de las bombas de agua Elektrim.
Paralelamente, se incorporaron máquinas automáticas para la producción que hicieron posible extender el sostenido crecimiento de la demanda. Así se realizó la primera incursión en el comercio exterior. Alrededor de 1983 la firma comenzó a exportar a países limítrofes como Uruguay, Bolivia y Paraguay.
A partir de 1995, la empresa comenzó a incorporar productos tales como tanques de fibra de vidrio, comenzando a distribuirlos entre las empresas locales dedicadas al tratamiento de agua, tantos sea para filtros multimedia de carbón activado, como para ablandadores de intercambio iónico en general.
Posteriormente se incorporó toda la línea de válvulas automáticas para la automatización de dichos filtros y ablandadores, como así también, la línea de vasos de presión para ósmosis inversa, transformándose en distribuidor exclusivo de estos productos para toda Argentina, brindando todo el apoyo a sus clientes, con respaldo de stock, seminarios periódicos y asesoramiento técnico permanente.

Paulatinamente la empresa amplió su gama de productos: de las primeras bombas centrífugas para elevar agua a casas de familia pasaron a diversificar la producción entre bombas para industria, para edificios de propiedad horizontal, para riego por aspersión, recirculación de agua, para sistemas de filtrado de piscinas, para pozos cloacales, pluviales, presurizadoras, sistemas hidroneumáticos, interruptores automáticos de control de nivel de líquidos y demás accesorios.
Su catálogo comprende actualmente: electrobombas centrífugas, autocebantes para pisinas, para bañeras de hidromasaje, para spas; como así también filtros para piscinas y todos los accesorios para piscinas e hidromasajes.
El sistema de ventas sigue desarrollándose a través de distribuidores situados en todo el país, donde la marca Elektrim es, desde hace décadas, sinónimo de calidad garantizada.

 

Nuestros valores.

 

En Elektrim, consideramos indispensable el buen uso del recurso natural más importante para el desarrollo de la vida: el agua.
Este elemento esencial que consumimos personalmente o utilizamos en nuestros espacios de relax debe ser cuidadosamente tratado y preservado. Por esto trabajamos incansablemente para alcanzar su máximo rendimiento económico, aprovechándolo saludablemente.
La tecnología y la innovación son nuestros recursos principales para lograr estos objetivos. La calidad y el diseño definen la tarea realizada. Y la atención personalizada a nuestros clientes subraya un criterio que hoy en día nos lleva a cumplir 50 años de trabajo.